[+] Mostrar esta Nota

Lo más asombroso fue que las decisiones de la asamblea que el presidente de la CNV, Alejandro Vanoli, calificó de irregular e ineficaz contaran con el apoyo del director Francisco Cudos, de la UOM, quien representa las acciones entregadas a los trabajadores de la ex Somisa por el Plan de Propiedad Participada. Ese PPP tiene también dos directores suplentes (Cayetano Bertrame, que representa a los trabajadores fuera de convenio y Julio Quiroga, a los supervisores agremiados en ASIMRA) y dos consejeros de vigilancia (Ricardo Della Felice y Jorge Fernández Viña, ambos provenientes de la UOM de San Nicolás). El hombre fuerte de esa seccional, Naldo Brunelli, está gestionando a través de quien fue durante muchos años su abogado, el diputado nacional José María Díaz Bancalari, un encuentro con instancia superiores del gobierno para explicar su insólita posición. Según Brunelli, los directores designados por la Anses desplazarían a los representantes de la UOM y no a los designados por los italianos, porque parte de su paquete está en acciones de otras empresas del holding, que mantienen mejor su valor pero no votan en la asamblea de Siderar. El argumento central de estos curiosos obreros es que sus representantes “surgen de un acuerdo con el accionista principal”, es decir el denominado consenso que también se intenta imponer al gobierno. Esto sólo puede sorprender a quienes no conozcan la historia de Brunelli. Durante el proceso de venta a precio vil de la acería estatal Somisa a Techint, Brunelli compitió con Luis Barrionuevo, y le ganó, con una empresa creada en San Nicolás para proveer a los trabajadores 12.000 sándwiches y gaseosas por día, obligatorios por convenio, es decir medio millón de dólares al año. Marginado por Lorenzo Miguel de los negocios más importantes, Brunelli recogió las migas de los sándwiches, que ahora son sólo 5.000 porque ése es el número de trabajadores que quedan en Siderar.


Nota Original: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/166454-53123-2011-04-17.html

0 Responses to "Las migas del sándwich"

Leave a Reply